¡Conoce los beneficios de los lentes Hi-Index de 1.60, 1.67 y 1.74!

Los lentes Hi-Index o de alto índice son delgados y ligeros, diseñados para personas que usan anteojos con fuertes prescripciones para el astigmatismo, la miopía o la hipermetropía. Son una alternativa a los lentes de plástico o policarbonato, las cuales, aunque son más caros, pueden ser mucho más cómodas para alguien con una fuerte prescripción. Se mantiene la calidad óptica a pesar de que el lente pesa menos y es mucho más delgado. Los profesionales en el cuidado de los ojos pueden sugerirle este tipo de lente o usted puede solicitarlo.

¿En qué difieren las lentes de alto índice de los lentes regulares?
Una lente de alto índice puede doblar la luz en un grado mayor que un lente de índice inferior. Cuanto mayor sea el índice de un lente, menor cantidad de material será requerido para alcanzar una cierta prescripción.

Un lente con un índice de refracción de 1.74 o más es al menos 50% más delgada que un lente convencional de plástico y al menos 26% más delgada que un lente convencional de policarbonato.

Los Beneficios de las Lentes de Alto Índice:

Más delgadas – un lente de alto índice puede doblar la luz de manera más eficiente y puede hacer más trabajo con menos material, haciendo los lentes más delgados.

Más livianas – esto resulta en un par de anteojos más cómodos, especialmente si usted tiene una prescripción fuerte. Un borde más delgado en los lentes requiere de menos material.

Cosméticos – las personas con prescripciones fuertes para la hipermetropía a menudo tienen lentes pesadas ​​que hacen que sus ojos se vean muy grandes y saltones. Una lente de alto índice es más ligera y reduce el efecto distorsionante de una prescripción fuerte para la hipermetropía.